Economista y auditor de cuentas de profesión, y árbitro de golf y director de torneos por devoción. A sus 45 años, el malagueño Pablo Mansilla ha sido elegido Presidente de la Real Federación Andaluza de Golf, cargo que ocupará durante los próximos cuatro años.
 
Su candidatura era la única que se había presentado a la Presidencia del organismo federativo, y la Asamblea General –reunida en sesión extraordinaria, con 35 miembros presentes del total de 39 que la forman- le ha mostrado su apoyo respaldándolo por unanimidad.
 
Pablo Mansilla dio sus primeros pasos en el mundo del golf en los nueve hoyos del Real Club El Candado de Málaga, cuando sólo tenía 13 años. A día de hoy, es hándicap 5 y un apasionado de las reglas de golf, una afición que lo llevó a presentarse y aprobar el examen de Árbitro Autonómico por la federación andaluza  en 2006. Al año siguiente ya era Árbitro Nacional y, en 2013, fue nombrado Juez Árbitro Internacional.
 
Este año, el ahora Presidente de la Federación Andaluza, fue elegido por la Federación Internacional de Golf para velar por el cumplimiento de las Reglas de Golf en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, actuando como árbitro en la competición masculina en una edición en la que el golf volvía a ser deporte olímpico después de más de cien años. Una experiencia que, a su vuelta de Brasil, calificaba como “un sueño difícil de repetir”.
 
En cuanto a su vinculación con la Real Federación Andaluza de Golf, durante los últimos años ha sido miembro de su Junta Directiva, combinando su actividad como Director Deportivo con la presidencia de los comités de Profesionales y Pitch & Putt. Además, ha sido vocal del Comité de Reglas y de Disciplina Deportiva.
 
Durante sus palabras a la Asamblea General del organismo federativo, Pablo Mansilla ha expuesto los retos a los que la Real Federación Andaluza de Golf se enfrentará durante los próximos cuatro años, destacando entre ellos la promoción del golf y el crecimiento de jugadores -mediante programas como el de golf en colegios-, la implementación de la nueva Ley del Deporte de Andalucía y la mayor participación de clubes, secciones deportivas y jugadores en las actividades federativas.
 
Además, ha querido agradecer  a Ángel de la Riva y a todos los miembros de su Junta Directiva su servicio y trabajo en favor del golf andaluz y español. Para finalizar, Pablo Mansilla ha pedido a los miembros de la Asamblea General su colaboración para los próximos cuatro años, añadiendo: “no os puedo prometer que satisfaré vuestras expectativas, pero sí os puedo prometer que pondré todo mi empeño en ello”.
 
La Asamblea General de la Real Federación Andaluza de Golf está formada por un total de 39 miembros: 15 representantes del estamento de Clubes y Asociaciones Deportivas, 13 representantes del estamento de Deportistas, 5 representantes del estamento de Técnicos-Entrenadores y 6 representantes del estamento de Jueces-Árbitros.


Información e imagen cedidas por la RFAG

Suscribete y recibe las ultimas noticias!